Hablemos de: Gillete Fusion ProGlide Razor with FlexBall

Voy a empezar una nueva sección en la zona de chicos sobre el afeitado y productos de afeitar que irá creciendo poco a poco (la barba me crece a su ritmo, sin prisas) y cuándo lleve varios productos analizados intentaré hacer una recopilación comparativa entre ellos que espero os sirva un poco de guía de compra.

Productos de afeitado


Para empezar la sección hoy os traigo el último invento de Gillete, la Fusion ProGlide Razor with FlexBall. En mi cabeza hay una relación directa entre las cuchillas de afeitar y los Power Ranger, ¿por qué? muy sencillo: conforme pasa el tiempo el “apellido” va cambiando a palabras más o menos molonas que sus predecesoras, a veces, acumulándose varias seguidas, pero en general es la misma cosa con distinto nombre y algún color que cambia.

Hace unos días Gillete presento su último “gran invento”, como ellos dijeron: “lo mejor desde los cabezales con cinco cuchillas” (qué por cierto también es cosa suya). Pero, ¿realmente merece la pena el mango con bolita o es solo una campaña publicitaria más? Llevo ya unos días usándola y voy a aprovechar la experiencia para daros mi opinión al respecto.

Historia reciente

Por mi juventud, (que poco me queda de poder decir esto), no llegue a conocer Mach 3 y no puedo comparar con ella, empece con Fusion, y desde entonces he pasado por varias maquinillas distintas sin que ningún cambio me convenciera para nada. En el caso de Fusion para mi fue pasar de maquinillas desechables a mi primera maquinilla en condiciones, simplemente increíble, terminas de afeitarte sin que parezca que te has enamorado de un rallador de queso, cortes mucho más suaves aunque no necesariamente más apurados, pero si lo suficiente.

Cuchillas de Gillete

Cuándo sacaron Fusion ProGlide te vendían un mayor espacio entre las cuchillas que hacia que la espuma y los pelos no se quedaran enganchados en las cuchillas por lo que permitía tener que parar menos veces a enjuagar el cabezal. Para nada, no he sacado el microscopio para medir la distancia pero os aseguro que la espuma y los pelos se quedan igual de enganchados en esta que en su versión anterior y el único incentivo que tenía real era que el mango tenía más sujeción  sin ser más incomodo. Eso sí con la promoción que sacaron te salía más barato comprar el “pack de iniciación” de Fusion Proglide que cuchillas de Fusion “sueltas”.

Después vino Fusion ProGlide Power (del  ProGlide no estoy seguro) que para mi fue la mayor tontería (estoy intentando fervientemente no poner palabras mal sonantes aquí). El mango de por si no es cómodo, pero con esta se llevaron la palma, he visto desechables más cómodas, pero es que encima la vibración no sirve para nada, todo lo contrario, es mucho más difícil afeitarse, necesitas más pasadas, la sensación al pasar la cuchilla no es mejor y el apurado tampoco mejora nada. Un timo de maquinilla que encima de ser cara gasta pilas.

Y llegó la FlexBall

Después de mi experiencia previa creo que podemos decir que mi opinión sobre las “mejoras” de Gillete no era muy buena y tenía todas las dudas posibles sobre el cabezal rotatorio, ¿Realmente sirve de algo? Vamos por partes.

Gillete Fusion ProGlide Flexball
El diseño del mango viene siendo el mismo que en Fusion ProGlide, misma sujeción, mismos materiales e iguales proporciones, no mejora en nada, cambia un poco el color,  pasando a ser casi completamente negra, pero en general sigue sin ser un mango especialmente cómodo, sin llegar a ser desagradable tampoco.

Luego tenemos la bola, que le da un toque de color necesario también para no resultar del todo soso. esta sujeta por un muelle que devuelve el cabezal constantemente a su posición y es lo que permite que se adapte a la posición de la piel.

Pasamos a afeitarnos y desde luego no es el anuncio, no se si será la costumbre o que pero las caras raras salen solas al contacto con la piel, eso ya no te lo quitas, pero si que es cierto que se desliza más fácil (sin pasarse, un poco) y que tienes que estirar la piel bastante menos para apurar bien. También me da la sensación de que irrita algo menos la piel, pero eso pueden ser cosas mías.

En resumen

Por una vez el afeitado mejora algo desde Fusion y puedo decir que estoy contento con la compra, no solo porque el pack salga más barato que las cuchillas sueltas, como es normal en la marca, (la de mangos que habré tirado a la basura…) sino porque la sensación de afeitado y el apurado mejora lo presente. Eso sí, me queda una duda importante que dejo en el aire ¿que durabilidad tendrá el muelle de la bola?

Y vosotros, ¿Habéis probado vosotros esta maquinilla? ¿Qué opinión os merece? ¿Me recomendaríais alguna otra? Dejad vuestras opiniones en los comentarios y ¡nos vemos en el próximo post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *